• Sensual Soothe By Siena

Si Trabajas En La Industria de Erotismo, Mantén Arriba Tus Estándares!

Actualizado: 21 de ago de 2019


En la vida bajar los estándares de uno nunca ha valido la pena, nunca! Tanto a nivel personal como profesional no hay que conformarse con poco. Si eres un/a profesional dedicándote a este trabajo, nos gustaría recordarte el porque de mantener altas tus expectativas y estándares y no conformarte con cualquier cosa! Aunque somos conscientes que falta de trabajo y la necesidad son motivos para conformarse pero no querrás terminar trabajando en proyectos, con personas y/o en sitios que no te entusiasma, no te motiva y no te aporta absolutamente nada. Para eso es mejor estar desempleado y buscar otras alternativas que te despiertan la ilusión y las ganas y nunca jamas renunciar a la lucha por tu verdadera pasión. En Sensual Soothe By Siena, te brindamos las mejores condiciones de trabajo en la ciudad y a continuación te indicamos cómo mantener tus estándares altos incluso cuando lo único que deseas es un trabajo:


1. MANTENTE SIEMPRE ARRIBA DE TU JUEGO.

Aunque creas que has llegado a tu punto máximo profesionalmente hablando; aún puedes mejorar. Has trabajado duro para llegar donde estás: es obvio. Has aprendido, crecido y evolucionado, PERO no muestras signos de querer parar pronto! Esto es maravilloso y el verdadero secreto de éxito es evolucionar! Tu trabajo ideal aparecerá, no te desesperes. Si realmente eres profesional debes de estar orgulloso y no ignorar tus exigencias por la necesidad y aceptar lo primer que aparece. Si tu no te valoras, nadie lo hará!


2. UNA EMPRESA PROFESIONAL Y LEGAL, TE ESCUCHA, VALORA TU EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTOS Y RESPETA TUS NECESIDADES.

Por qué no? ¿Es tan irracional esperar que la empresa donde te planteas unirte, valoren tu experiencia y respeten tus necesidades? Claro que no! Mantente competente y ambiciosa y enfocada en mejorar constantemente, sin bajar la guardia! Las empresas profesionales, que merecen realmente la pena, valoran inmensamente estas características entre sus trabajadores, y te facilitan el camino al éxito en lugar de cortarte las alas y limitarte por su gran mediocridad y falta de profesionalidad! El problema lo tienen ellos! No te rebajes para que este tipo de gente se sienta segura y mejor. Di no a los centros clandestinos y explotadores de talento humano que aprovechan de la necesidad de los demás! No solo no te aportaran nada sino te absorberán tu buena energía, buenas intensiones y fe y cuando menos esperas te darán fuerte por la espalda!



4. NUNCA ESTARÁS FELIZ SI BAJAS TUS ESTÁNDARES.

Puedes hacer concesiones y compromisos, lo cual es natural y una parte vital de toda relación saludable tanto profesional como personal (al menos hasta cierto punto). Sin embargo la cruda realidad es que, la disminución de tus estándares generales, prácticamente te condenara a la infelicidad. Esto es especialmente cierto si siempre supiste lo que quieres. Decidirse por menos, se siente mal, como que te están engañando con lo que sabes que te mereces. ¿Podrías estar feliz con eso?


5. NO ES JUSTO TAMPOCO PARA LA EMPRESA CON QUIENES TE COMPROMETES.

Si acabas aceptando trabajar en un sitio que no te convence y lo haces simplemente por necesidad, compararás este sitio con algo mejor y desearás irte lo antes posible. Incluso si no estas segura del todo al respecto, la sensación está ahí: la decepción, la melancolía. Nadie merece vivir bajo una nube como esa, especialmente porque probablemente no haya nada malo en este sitio de trabajo a la que te has acudido bajando tus estándares: simplemente no es tu sitio, y no puedes forzarlo.



6. SI RESPETAS TUS ESTÁNDARES, OTROS TAMBIÉN LO HARÁN.

Puede que no estén de acuerdo y que quizás no se ajusten a tus estándares, pero respetarán que los tengas, siempre que seas respetuosa tu también, por supuesto. No puedes actuar de manera superior, como si estuvieras por encima de todos los demás y pretendiendo que eres de sangre azul, porque no lo eres y lo sabes.Sé coherente, consciente y justa.


7. EL AMOR PROPIO Y AUTO RESPETO VALE MILLONES DE VECES MÁS QUE ESTAR TRABAJANDO EN UN AMBIENTE NEFASTO Y DESTRUCTIVO.

Nunca te conformes solo para evitar el desempleo. No es justo ni para ti ni para la empresa que te entrevista. Aparte de sentirte mal por bajar tus estándares en primer lugar, ya psicológicamente no te respetarás. Eso inicia un círculo vicioso en sí mismo y una mala energía que transmites a los demás y cuando no te respetas a ti mismo aceptando lo peor pues vivirás día y noche con este reproche y sentimiento frustrado que se reflejara tarde o temprano negativamente en todas las áreas de tu vida.


8. QUEDARSE DESEMPLEADO NO ES LO PEOR EN EL MUNDO.

Honestamente, si no puedes encontrar un sitio idóneo que al menos toque la mayoría de los botones correctos para hacerte sentir cómoda y feliz, ¿no serías más feliz dedicándote a otra cosa por un tiempo y/o invertir en ti aprendiendo y mejorando en lo que te gusta de verdad? Estar sin trabajo no es algo tan horrible. Invierta en ti, desarrollate profesionalmente y conviértete a un competente sin rival, será duro y necesitas trabajarlo bien pero así tendrás la seguridad suficiente para elegir en un futuro. Así al menos has sido fiel a tus principios y tus exigencias y no te rebajaste y tampoco jugaste mal con nadie. Si aceptas lo primero que sale, tu mente y tu corazón siempre estarán en otra parte. Comenzaste tu relación profesional con una "mentira" en cierto modo, o al menos con algo de deshonestidad. Eso afectará tu relación profesional. Con el tiempo, se erosionará en la nada.


9. SIEMPRE TE PREGUNTARÁS SI TE MENOSPRECIASTE

La respuesta es, probablemente, "sí". Todos sabemos que la perfección no existe y los compromisos y las concesiones están bien aunque no nos gusten cien por cien pero a veces son necesarios en cualquier trabajo o incluso tus relaciones personales para así aprender y tener mas claro lo que quieres y lo que no. Pero bajar tus estándares completamente es muy diferente. Pasarás mucho tiempo reprochándotelo y preguntándote porque hiciste esto.


10. TE MERECES LO MEJOR: LUCHA POR ELLO

Simple y llanamente, te mereces conocer personas increíble, sitios increíbles y maravillosos y ambiente de trabajo que cumpla tus estándares. Lo importante es asegurarse de que tus estándares no sean poco realistas. Por ejemplo, querer comprometerte lo mínimo en el trabajo, no adaptarte a las normas de esta empresa y las exigencias de sus clientes y no invertir en tu formación y mejoría profesional de un lado y luego esperar ganar mucho dinero y mucho respeto profesional, pues es algo totalmente irrealista. Mientras mantengas la fe de que lo que quieres está ahí, eventualmente lo encontrarás.


11. PIENSE EN LA IMAGEN GRANDE.

Sí, en el corto plazo, sería genial convertir tu próxima entrevista laboral a una relación profesional duradera. No tendrá que seguir buscando y estará encantada. Pero si piensas a largo plazo y no te convence la idea, así que no importa que haya dicho que no. Piensa en el panorama general y recuerda el tipo de empresa con la que te ves a largo plazo. Apesta y no es divertido, pero finalmente valdrá la pena.


12. NUNCA FUERCES NADA.

Las cosas suceden por algo. Definitivamente te has establecido sin siquiera darte cuenta en el pasado, y fue solo con la belleza de la retrospectiva que descubriste lo que estaba pasando. En lugar de lamentarte por cuánto tiempo has estado solo, asegúrate de que si vas a una segunda cita con alguien, realmente te gusten y creas que hay una posibilidad de que las cosas funcionen. Si una vocecita te dice que te vayas, deberías escucharla.